1600000

Miel con propóleo se usa para tratar los catarros de las vías respiratorias altas, el resfriado común, la gripe, la sinusitis, la bronquitis, la neumonía crónica e incluso la tuberculosis pulmonar. Del mismo modo, el propóleo se usa también en el ámbito de la dermatología, para el tratamiento de abscesos, forúnculos, sabañones, grietas o verrugas.

Tambien te podria interesar