5900000

Los monjes budistas utilizan el matcha en sus ceremonias del té, porque es el más preciado de los tés verdes. Crece a la sombra, por lo que su típica coloración verde claro se mantiene inalterada. En combinación con el ginseng, crea una bebida fascinante con un sabor de hierbas muy característico.

Sin azúcar añadido.

Sin jarabe de azúcar.

Sin aditivos.

Sin lactosa.

Sin gluten.

Compatible con máquina Dolce Gusto.

Tambien te podria interesar